miércoles, 7 de mayo de 2014

Varios

Se presentó el documental de José María Ballestín y yo mismo Las líneas perdidas, el 3 de abril de 2014. Aragón TV se hizo eco:


Por otro lado, Carlos Calvo le hizo una estupenda crítica, además de las fotos de la presentación.


Además, el 5 de mayo de 2014 se celebró la III Gala de los Premios Simón del Cine Aragonés, donde aparecí de esta guisa, como vicepresidente, acompañado del presidente de la Academia, José Ángel Delgado:


Yo dije esto (mi parte del discurso oficial que nos repartimos ambos):

Como sabéis, el cine es un compendio de todas las demás artes; y el arte y la cultura diferencian al ser humano del resto de animales. Las administraciones públicas tienen el deber de proveer a la población de recursos para garantizar las necesidades básicas, como alimentación o vivienda, pero estamos hablando de nuestra identidad como personas. La Academia del Cine Aragonés aglutina en esta fiesta a todos los trabajadores del sector en Aragón; creemos que el Gobierno de Aragón debería poner un énfasis mayor en su apoyo al cine de la tierra. Eso le daría el toque humano que parece faltarle, la sensibilidad cultural que, como digo, diferencia a las personas de las bestias.

Mientras tanto, tenemos el gran placer de entregar hoy nuestro Premio Simón Honorífico al zaragozano Eduardo Ducay, fundador del Cineclub Zaragoza y uno de los productores más importantes de la historia del cine español, con películas enormes como Tristana o El bosque animado, y una persona que ha dado buenas muestras de estar en la línea de la sensibilidad social que se echa en falta en algunos ámbitos de nuestro entorno actual.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...