miércoles, 19 de agosto de 2015

La última cena comunista


San Bartolomé: Nicolae Ceaușescu, presidente de Rumania de 1967 a 1989.
Santiago el Menor: Enver Hoxha, secretario general del Partido del Trabajo de Albania de 1944 a 1985.
San Andrés: Josip Broz Tito, jefe de Estado de Yugoslavia de 1945 a 1980.
Judas Iscariote: Mijaíl Gorbachov, presidente de la Unión Soviética, de 1985 a 1991.
San Pedro: Iósif Stalin, máximo dirigente de la Unión Soviética de 1924 a 1953.
San Juan: Vladímir Ilich Lenin, máximo dirigente de la Unión Soviética de 1922 a 1924.
Jesucristo: Karl Marx, filósofo comunista alemán (1818-1883).
Santo Tomás: Friedrich Engels, filósofo comunista alemán (1820-1895).
Santiago: Mao Zedong, máximo dirigente de China de 1949 a 1976.
San Felipe: Hồ Chí Minh, presidente de Vietnam de 1954 a 1969.
San Mateo: Fidel Castro, máximo dirigente de Cuba de 1959 a 2011.
San Judas Tadeo: Kim Il-sung, jefe de Estado de Corea del Norte de 1948 a 1994.
San Simón: Ernesto Che Guevara, comandante de la revolución cubana (1928-1967).

miércoles, 12 de agosto de 2015

Personajes de humor en la animación estadounidense

Mickey, Donald, Goofy, Pluto. 

Pájaro Loco, Chilly Willy. 

Súper Ratón, Urracas Parlanchinas. 

Félix el Gato. 

Popeye, Betty Boop. 

Porky, Elmer Gruñón, Pato Lucas, Bugs Bunny, Piolín y Silvestre, Correcaminos y Coyote, Pepe Mofeta, Yosemite Sam, Gallo Claudio, Speedy Gonzales...

Tom y Jerry, Ardilla Loca. 

Míster Magoo, La Zorra y el Cuervo. 

La gata loca. 

La pequeña Lulú, Casper. 

Pantera Rosa, El Inspector, La hormiga y el oso hormiguero, La pícara viborita. 

Huckleberry Hound, Oso Yogui, Los Picapiedra, Los Supersónicos, Scooby-Doo, Los autos locos, Canuto y Canito, Pepe Pótamo y So-So, Don Gato, Hong Kong Phooey, Hormiga Atómica, Lagarto Juancho, León Melquiades, Leoncio el León y Tristón, Maguila Gorila, Loopy de Loop, Osos Montañeses, Pixie y Dixie, Tiro Loco McGraw, Tortuga D’Artagnan, Yakky y Chopper, El joven Simbad, Los Pitufos... 

Carlitos y Snoopy. 

Inspector Gadget. 

Garfield. 

Los Simpsons.

Están separados por productoras y ordenados cronológicamente. 

sábado, 1 de agosto de 2015

El despertar de Buñuel


El despertar de Buñuel
(Le réveil de Buñuel, Jean-Claude Carrière, 2011).

“Dialogar con un muerto: un género antiguo, que he intentado trasladar al gusto de hoy. Pero hay muertos que se callan y otros que hablan. Este era el caso de Luis Buñuel. Sorpresa: él no había perdido sus frases mordientes, su mirada brutal, su reír hasta llorar. Me bastaba con escucharle. Hay muertos más vivos, a veces, que los que creen haberles sobrevivido”.
(Del texto de presentación del libro)

Jean-Claude Carrière escribió con Luis Buñuel los guiones de seis de sus películas, además de otros no realizados. También fue quien redactó en 1982, al dictado del cineasta, su autobiografía (Mon dernier soupir, “Mi último aliento”, traducido como Mi último suspiro). Al final de ese libro, Buñuel expresa su deseo de poder levantarse de entre los muertos de vez en cuando, e informarse de la marcha del mundo comprando algunos periódicos.

Esa idea es la que sirve de excusa narrativa a Carrière para redactar su texto. Recordando las palabras de Buñuel, compra unos periódicos y se los lleva a la tumba, en el cementerio de Montparnasse. El muerto se incorpora y conversa con el vivo, en varias visitas semanales.

La innegable sensibilidad artística de Carrière fluye por el texto, inspirada por la fuerte personalidad de su maestro y amigo. La anécdota argumental, narrada con fluidez, es el sustento de los recuerdos del escritor, que son los que nutren la mayor parte del libro. Tanto es así, que el mismo año, Carrière publicó Mémoire espagnole (Para matar el recuerdo. Memorias españolas, 2011), cuyo núcleo esencial vuelven a ser los recuerdos compartidos con Buñuel, aunque pretende llegar a ser un ensayo sobre la idiosincrasia española.

Pese a que en ocasiones se entremeten párrafos prescindibles de la filosofía social del guionista, esta falsa segunda parte de Mi último suspiro es una delicia, un ensayo disfrazado de novela en estado de gracia. En los momentos en los que el cadáver descansa, Carrière hace un recorrido minucioso, no sólo por las jornadas de trabajo compartidas entre ambos, sino también por sus charlas: buena parte del texto son palabras de Buñuel entrecomilladas, reproduciendo numerosas reflexiones inéditas suyas. Las frases del personaje resucitado son también reminiscencias del pensamiento del Buñuel vivo, de su humor, de su ética y de su modo de hablar.

Carrière disfruta recordando momentos clave, como el del homenaje a Buñuel de los grandes directores de Hollywood, ya relatado en el libro de 1982, pero ampliado aquí.

Un error imperdonable del mundo editorial en castellano ha obviado la traducción de este libro, provocado seguramente por la repetición de algunas reflexiones y vivencias con respecto a los de 1982 y 2011, estos sí publicados en español. Pero nada sería más fácil que publicitarlo como lo que es: la segunda parte de Mi último suspiro, una magnífica recopilación de reflexiones y situaciones inéditas del cineasta aragonés universal.

miércoles, 22 de julio de 2015

Camino del Calvario 1935


El avance progresista que supuso el establecimiento de la Segunda República y el profundo viraje hacia la izquierda de una parte de la sociedad española favorecieron la liberación del pujante anticlericalismo latente en el país desde el siglo XIX. El anticlericalismo español era antiguo y con doble tipología: desde el lado intelectual se constataba que la Iglesia católica era enemiga de la cultura y el progreso, buscando atacarla en aquellas áreas que había acaparado: escuela, universidad e influencia política, social y económica; y por otro, la Iglesia era considerada por los obreros y marginados responsable de las injusticias sociales. Estos representaban el anticlericalismo más violento y emotivo: luchaban contra la Iglesia como evidente aliada del capitalismo.

En las primeras cuatro décadas del siglo XX en Zaragoza, las acciones anticlericales se repitieron con profusión. Se blasfemaba en los actos religiosos, se promovieron las ceremonias civiles, y se celebraron conferencias y manifestaciones contra la religión católica.

Especialmente activas fueron las actividades anticlericales en los actos del jubileo de 1901 y durante los actos de peregrinación a la Virgen del Pilar de 1905, en ambos casos con alteraciones del orden público y graves enfrentamientos en la calle entre los anticlericales y los católicos, apoyados éstos por la policía. Pero el más importante de los ataques al mundo católico se produjo el 4 de junio de 1923, con la muerte a manos de anarquistas del cardenal y arzobispo Juan Soldevila, destacado político conservador.

Durante el período de la Segunda República hubo un intento de separación Iglesia-Estado, acompañado de un aumento de las acciones contra los bienes eclesiásticos: robos en templos, destrucción de imágenes, de cruces de piedra y de capillas u hornacinas. Además, todas estas acciones se concentraban en las semanas previas a la Semana Santa para evitar en la medida de lo posible estas celebraciones. En algunos casos, los atentados fueron causados por los propios católicos, para avivar el enfrentamiento y presentarse como víctimas.

Desde las instituciones democráticas se procuró desbancar el modelo educativo monopolizado por el clero, prohibiendo la enseñanza religiosa; se intentó minimizar la influencia católica en los entierros promoviendo los cementerios públicos; se buscó apoyar a la beneficencia pública en vez de a la católica y se cambiaron nombres de calles como gesto simbólico de laicismo. La reacción de la Iglesia ante el talante progresista de los republicanos fue hostil e inmediata: la jerarquía religiosa estaba temerosa de perder sus privilegios.

Otros acontecimientos reseñables fueron el ataque al palacio arzobispal en 1931, que se roció con gasolina pero que no llegó a prender, la disolución en enero de 1932 de la Compañía de Jesús o el intento de incendio de una iglesia en construcción en el barrio de las Delicias durante la huelga de diciembre de 1933, en la que también se lanzaron bombas contra los templos de San Pablo, San Carlos, San Nicolás, la Magdalena y San Juan de los Panetes.

La oposición del mundo católico al anticlericalismo se midió en el primer tercio del siglo XX entre las organizaciones sociales, para pasar al ámbito político con la instauración de la Segunda República: una alianza firme entre las fuerzas reaccionarias y la Iglesia estaba trabajando ya para la destrucción del régimen. Así nació la Acción Social Católica de Zaragoza, tras crear una red de asistencia social para influir en el mundo obrero, promoviéndose diferentes organizaciones, unas de tipo mutualista para dar servicios y coberturas a los necesitados, y las otras, sindicalistas (USO, Unión de Sindicatos Obreros de Zaragoza), para poder enfrentarse a los sindicatos de clase (UGT y CNT).  En este aspecto se fracasó, pues el Sindicato Católico de Zaragoza, ante el auge socialista y anarquista, se vio abocado a desaparecer, para finalmente constituir una opción política mediante Acción Social Católica.

Se trataba de una reacción sustentada en tres pilares: la búsqueda del apoyo de los hijos varones de la élite formados en el colegio de Jesuitas; la aparición de la Liga Católica de Zaragoza convertida posteriormente en la Liga de Acción Social Católica; y el papel activo de la prensa a través del diario El Noticiero.

Desde 1932 a 1934, no se celebró la procesión del Santo Entierro en Semana Santa. Su celebración en 1935 se convirtió en un acto simbólico de la confrontación. Los organizadores, la Hermandad de la Sangre de Cristo, lo hicieron amparados por el gobierno derechista del bienio negro de la República. Los sindicatos obreros organizaron una huelga de terceroles, pese a lo cual la procesión salió, exceptuando el paso de la Entrada de Jesús en Jerusalén, destruido por un incendio provocado por una botella con líquido inflamable lanzada por una de las ventanas de la desaparecida fábrica de regaliz en la calle Asalto, donde se guardaban todos los pasos de la Semana Santa zaragozana. La falta de terceroles fue suplida por otros fieles, algunos de ellos armados. En 1936 se volvió a celebrar la procesión, con la modificación de ponerles ruedas a los pasos para evitar la ausencia de terceroles.

Desde entonces se consolidó el Santo Entierro y aparecieron las cofradías penitenciales, lo que fue posible gracias al triunfo de los sublevados en la ciudad, el fusilamiento sistemático de los republicanos y la alianza entre el régimen de Franco y la Iglesia, que resultó muy beneficiosa económicamente para ésta al efectuarse la no declarada “Operación conventos y colegios privados” (desplazamiento a la periferia mediante lucrativa venta de solares procedentes de derribos en el centro), que se desarrolló en la ciudad en las décadas de los 70 y 80 en paralelo a la “Operación cuarteles”, esta sí oficial. Hasta 2015, la corporación municipal no ha dejado de participar en las celebraciones católicas de Zaragoza.

En la foto, el paso de Jesús camino del Calvario en la emblemática procesión del Santo Entierro de 1935, atravesando la calle Alfonso de Zaragoza, proveniente de la de Espoz y Mina y a punto de entrar, tras un pequeño descanso, en la de Manifestación. Las ruedas irán siendo incorporadas, paulatinamente, desde el año siguiente.

Fuente: Manuel R. Pérez, “La huella de tu cruz”, 2013.

Proyecto GAZA ("Gran Archivo Zaragoza Antigua")

lunes, 15 de junio de 2015

Convergencia y democracia participativa: una nueva era


Ha comenzado una nueva era política en el estado español, con las principales capitales de provincia gobernadas con equipos municipales de confluencia ciudadana o unidad popular, que defienden una democracia más avanzada. Así (además de otras ciudades como Badalona, Santiago y El Ferrol), Madrid, Barcelona, Zaragoza, Valencia, La Coruña, Zamora, Cádiz y Pamplona, con distintas fórmulas pero un espíritu similar; y con el apoyo del PSOE en los siete primeros casos. En otras doce capitales (Toledo, Ciudad Real, Alicante, Castellón, Córdoba, Sevilla, Lugo, Palma, Valladolid, Huesca, Las Palmas y Oviedo), el PSOE gobierna gracias a los votos de los partidos convergentes.

Orígenes y desarrollo
El acercamiento al ciudadano es la clave de todo este movimiento, que cuenta con el apoyo de grupos comunistas, anarcosindicalistas, ecologistas, antifascistas y de reivindicación de justicia social y participación democrática. El pistoletazo de salida se produjo en 2011, cuando en la jornada del 15 de mayo se organizó una acampada en la Puerta del Sol de Madrid, contra la situación económica y política del país y pidiendo una democracia real. En 2014 se crea el partido Podemos, con propuestas similares y gran influencia en la televisión, sobre todo mediante la participación en debates de su cabeza visible, Pablo Iglesias. Este partido consigue cinco diputados en las Elecciones Europeas. En su marcada estrategia publicitaria, incluyen la no presentación a las Elecciones Municipales de mayo de 2015, con la excusa de poner todos los esfuerzos en ganar las Generales de noviembre de ese mismo año, aunque sí presentan candidaturas a las Comunidades Autónomas, sin conseguir el gobierno de ninguna.

En 2014 se anuncian en numerosas localidades de todo el país las llamadas confluencias, comenzando por Barcelona en Comú, que acaban siendo apoyadas por Podemos. Estas confluencias son un intento nuevo de hacer política: no se trata de coaliciones electorales de partidos, sino de agrupaciones de ciudadanos concienciados. Este municipalismo novedoso, brotado del 15-M, se comenzó a organizar antes de la creación del partido Podemos y creció de forma paralela, contando en muchos casos con las mismas personas. Pero con un elemento que les daba ventaja: en sus asambleas también participaba con comodidad la gente proveniente de organizaciones anteriores. Un caso claro de este espíritu agregador es el de Zaragoza, donde cinco de los nueve concejales del partido en el poder pertenecen a Izquierda Unida, sin que esto suponga desavenencia con su apuesta por la convergencia, completamente compatible con el espíritu de la organización fundada en 1986.
Es la era de los post-partidos, en la que no caben análisis simples: los procesos de democracia participativa y de creación de nuevas plataformas no sustituyen a los partidos políticos preexistentes, sino que integran a las personas que pueden o no pertenecer a ellos.

El caso Zapata
Internet es un instrumento político de primer orden en el ámbito de la comunicación: sobre todo porque lo que sucede en ella se ve reflejado en la televisión, influyente medio de manipulación de masas. Su alcance y relevancia se han puesto de manifiesto en este nuevo proceso, para bien y para mal.

La dimisión de Guillermo Zapata, responsable de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, por citar en Twitter unos chistes políticamente incorrectos se ha debido a la presión de los grupos derechistas, representantes de las clases más privilegiadas, que apelan cual fariseos a éticas de las que carecen. Muchas personas de buenas intenciones han apoyado esta dimisión, sin reparar en que es una muestra de debilidad ante el enemigo, en un momento en el que es sumamente importante la Unidad Popular.

Los instrumentos informáticos
La democracia participativa tiene como principal objetivo la consulta vinculante con el ciudadano. El movimiento Zaragoza en Común, que ha conseguido los votos suficientes para gobernar esta ciudad, cuenta con un sistema informático de participación ciudadana en desarrollo. Este sistema está inspirado en la experiencia islandesa en las elecciones municipales de 2010. El llamado proyecto Better Reykjavik provee a los ciudadanos de la capital islandesa de un instrumento de deliberación, de consulta y de comunicación con las instituciones públicas. La primera experiencia en este sentido fueron las elecciones primarias para determinar los candidatos al Ayuntamiento de Zaragoza. Los nueve primeros ocupan hoy sus sillones de gobierno encabezados por Pedro Santisteve, veterano abogado de luchas sociales. Éste ha sugerido que pondrá en marcha consultas en los barrios de la ciudad, basadas en el proyecto Reykjavik. La plataforma web generada en Zaragoza ha sido utilizada en la creación del programa electoral por otros grupos afines, como Ahora Madrid, que gobierna en la capital de España.

Los proyectos participativos municipalistas están basados en principios de confluencia cuyo marco ético toman del enunciado por Richard Stallman para el software libre: no pretender generar una estructura nueva, sino utilizar las existentes y el trabajo conjunto; favorecer el desarrollo de herramientas de cooperación donde no existan; tener en cuenta a la ciudadanía en general y no sólo a los activistas, etc.

Futuro
La exitosa experiencia en las ciudades de estas candidaturas de Unidad Popular ha llevado a plantearse un proyecto similar para las Elecciones Generales. La estrategia aprobada por Podemos excluye esta posibilidad, puesto que se consideran el paraguas bajo el que deben presentarse todas las personas que deseen esta confluencia. Pero la lógica política exige otra fórmula para conseguir sustituir a los actuales representantes en el Parlamento de España. Lograr que se constituya un frente amplio que represente a los votantes de un arco extenso, como se ha conseguido en las capitales de provincia, pasa por favorecer la unidad de la izquierda, por encima de denominaciones y aventuras efímeras más o menos personalistas. Sólo así se conseguirá una nueva correlación de fuerzas que consiga desbancar del primer plano político a los actuales dos grandes partidos, cuyas estrategias, actuaciones y propuestas forman ya parte de un pasado que se debe clausurar con urgencia.

Enlaces:

viernes, 8 de mayo de 2015

Votar en Zaragoza


El 24 de mayo de 2015 se celebran elecciones municipales y autonómicas en buena parte del territorio español. La información acerca de cuáles son las opciones de izquierda es laberíntica y tortuosa. Veamos el caso de un ciudadano de Zaragoza (Aragón).

1. Elecciones municipales
Las candidaturas más visibles de la izquierda son dos: Zaragoza en Común y Chunta Aragonesista. Esta última formación no ha considerado integrarse en la primera, por motivos desconocidos. Así las cosas, queda explicar en qué consiste Zaragoza en Común.

Zaragoza en Común (antes Ganemos Zaragoza) es un "proyecto horizontal" en el que confluyen distintas sensibilidades de la izquierda local. Sus candidatos han sido votados en un proceso abierto a la ciudadanía. El cabeza de lista es el abogado Pedro Santisteve. Las organizaciones políticas que forman parte de esta iniciativa son seis: Izquierda Unida (marxismo), Equo (ecologismo), Puyalón (nacionalismo), Piratas de Aragón (software libre), Demos+ (funcionarios), y #Somos (republicanos). Podemos no se presenta a las elecciones municipales (por motivos desconocidos), pero apoya a Zaragoza en Común.

Al rechazar la fórmula de coalición y constituir un partido instrumental con candidatos individuales, las siglas de las formaciones que integran Zaragoza en Común no aparecen por ningún lado, lo cual facilita el caos informativo y beneficia a la derecha.

2. Elecciones autonómicas
La estrategia estatal de Podemos es, como queda dicho, no presentarse a las elecciones municipales pero sí a las autonómicas, por motivos desconocidos. Así las cosas, los distintos partidos políticos de la izquierda se presentan cada uno por su lado. Los candidatos de las formaciones más visibles son: Patricia Luquin por Izquierda Unida, Pablo Echenique por Podemos, José Luis Soro por Chunta Aragonesista y Lorenzo Meler por Equo.

Un votante de izquierdas zaragozano puede elegir entre dos partidos para el Ayuntamiento, y entre cuatro para la Comunidad. Y en la mayor parte de los casos, votar a dos nombres de formación política distintos el mismo día. Al menos no sucede como en Madrid, donde la ruptura de relaciones entre Izquierda Unida Federal y su propia federación madrileña propicia cortarse las venas antes que acudir a las urnas.

lunes, 6 de abril de 2015

Loco como todos


Un hombre -Saturnino Farandola- reúne en sí mismo los diez trastornos de personalidad contemplados por la ciencia médica y cuando descubre que también padece los otros cuatro trastornos que están pendientes de añadir a esa lista, se transforma en un neurótico compulsivo, hasta que acaba en un circo, donde es aceptado por su diferencia y al conseguir la paz se cura y los traiciona a todos, reintegrándose a la vida convencional.

Hay cuatro tipos de enfermedades mentales, de menor a mayor grado:
- Los trastornos de personalidad, que influyen en los demás. El individuo los tiene asumidos.
- Las neurosis, que influyen en uno mismo. Son enfermedades mentales asociadas a la angustia.
- La psicosis o pérdida de contacto con la realidad (psicótico: no responsable de delitos; psicópata -ver 4-: responsable).
- La demencia, entontecimiento o pérdida progresiva de la facultad de procesar información. La oligofrenia es el retraso mental permanente. Su fase aguda es la imbecilidad o idiotez, ausencia de facultades psíquicas.

Partiendo de la lista de trastornos de personalidad, se puede hacer un esquema que abarca todas las tipologías.

Los tres trastornos excéntricos, de individuos fuera de la norma:

1. Trastorno paranoide
El enfermo piensa que los demás se van a aprovechar de él. El trastorno psicótico derivado es la paranoia, actualmente denominada trastorno delirante: creencia en sucesos asociados con el propio individuo que no son ciertos (persecución, cuernos, hipocondría).

Saturnino atiende al teléfono. Le aseguran que le ha correspondido la propiedad de un chalet en la sierra. Saturnino recela. Piensa que está siendo víctima de un fraude. Desde ese día, Saturnino cree que cada vez que le llaman por teléfono desde una empresa, es para aprovecharse de él. Ahora ve todos los anuncios comerciales como dirigidos a engañarle. Pobre Saturnino. Comienza su vía crucis.

2. Trastorno esquizoide
El enfermo no desea relacionarse socialmente y muestra frialdad emocional. El trastorno psicótico relacionado es la esquizofrenia, un cuadro en el que el individuo percibe la realidad de modo irracional, lo que degenera en desmotivación y disfunción social, asociados a egocentrismo y aislamiento. La más común es la esquizofrenia paranoide, que tiene predominancia de delirios.

Saturnino está tranquilamente sentado en el sofá, viendo la televisión. Saturnino observa que la mayor parte de lo que emiten los más de veinte canales disponibles es éticamente deplorable: personas que se insultan, que defienden el egoísmo, la ostentación y la venganza como valores positivos. Al día siguiente, en el trabajo, Saturnino recibe una tormenta de carcajadas al comentar todo esto. Cuando ya en casa vuelve a encender la tele, cree seguir viendo en todos los canales a personas malvadas.

3. Trastorno esquizotípico
Déficit social, distorsiones cognitivas y comportamiento excéntrico. Está asociado a creencias en telepatía, extraterrestres, etc. También puede degenerar en esquizofrenia.

Saturnino es -o cree ser- abducido por una nave extraterrestre. Pronto es devuelto a la Tierra, porque los marcianos sufren de terribles dolores de cabeza escuchando las peroratas de Saturnino sobre los timos telefónicos y la pérdida de valores en la televisión. Desde ese día, Saturnino sale a la calle con un sombrero en forma de OVNI, para reivindicar su verdad.

Los cuatro trastornos emocionales, de individuos con sensibilidad alta:

4. Trastorno antisocial
También llamado sociopatía, el enfermo pierde la noción de la importancia de las leyes sociales. Hay exceso de hedonismo y posibilidad de conductas criminales. Deriva en psicopatía, un famoso carácter cinematográfico: el psicópata (asesino), persona sin remordimientos que actúa sin tener en cuenta al resto. No es atenuante en los juicios: se le considera más malo que loco.

Saturnino pasea por el parque con su sombrero en forma de platillo volante. Uno de sus compañeros de trabajo se le acerca por la espalda, pero Saturnino lo detecta y le clava -o cree clavarle- el paraguas en el estómago. Saturnino siente placer mientras se aleja, dejando -o creyendo dejar- a su amigo agonizando en el suelo.

5. Trastorno límite
También llamado borderline y TLP, es el más extendido de todos. Consiste en una pérdida de equilibrio emocional generalizada, apareciendo el caos como norma de conducta. Desemboca en trastorno bipolar (antigua psicosis maníaco-depresiva): se pasa de la alegría (manía entendida como sobreexcitación, euforia) a la tristeza (depresión). La ciclotimia es la forma leve del trastorno bipolar. La hipersexualidad (pecado capital de lujuria) se suele presentar en las fases eufóricas y tiene a la represión como causa principal.

Saturnino vuelve a casa feliz, y se dispone a comerse un bocadillo de anchoas. Pero la simple visión de los peces muertos y embalsamados en vinagre le sume en un éxtasis melancólico que le arrebata todas sus fuerzas positivas. Poco después, con el estómago lleno, piensa que es el hombre más dichoso del mundo y así se lo hace saber a sus vecinos a través de la ventana de la cocina, a grandes gritos.

6. Trastorno histriónico
El paciente sufre de excesiva emotividad y busca constantemente la atención ajena. Exagerados, vanidosos y extremistas. Suele atribuirse a la población femenina occidental. Deriva en trastorno de conversión (antigua histeria), una neurosis que procede  de la represión y produce desórdenes físicos (somatización) y de conciencia.

Saturnino acude a la consulta del médico de familia y desatiende los carteles que piden silencio. Explica a todos los pacientes en espera que su dolor de estómago es el más urgente de todos los dolores y que va a entrar el primero a visitarse. Una vez que lo consigue, se queja al médico de que no encuentra nivel intelectual suficiente en su barrio. No nombra las anchoas, pero sí el teléfono y la televisión como grandes males de nuestro tiempo.

7. Trastorno narcisista
La persona así diagnosticada se cree exageradamente importante. En grado severo deriva en narcisismo patológico, acompañado de baja autoestima y timidez. Es uno de los pecados capitales: la soberbia. Su habitual desembocadura en competitividad genera el sentimiento de envidia, patología también pecado capital.

Saturnino visita el ayuntamiento de su localidad para entrevistarse con el alcalde y darle unas cuantas lecciones de urbanismo, teoría jurídica y buen gobierno. Unos agentes franquean la puerta y Saturnino se vuelve a su casa sin decirles nada.

Los tres trastornos de temor, de individuos con inseguridad acusada; incluyen los síntomas negativos del enamoramiento (obsesión, dependencia, ansiedad):

8. Trastorno de evitación
El complejo de inferioridad hace que el sujeto se considere incapaz de relacionarse en sociedad, por temor al rechazo. También se le llama trastorno de ansiedad. Deriva en fobia social.

Saturnino pide una excedencia en su trabajo para poder encerrarse en casa. Sólo sale para cortarse el pelo y para comprar anchoas. Su odio a la humanidad le lleva a escribir una novela autobiográfica en la que un asteroide inteligente aniquila la vida del planeta, sobreviviendo sólo un individuo y un banco de anchoas.

9. Trastorno de dependencia
La persona que lo padece necesita que se ocupen de ella, la controlen y teme la separación. Lo pasa muy mal con la soledad.

Saturnino se da cuenta de que lleva seis meses sin contactar con nadie más que la vendedora de la tienda de ultramarinos y el peluquero, y eso con muy poca frecuencia. Siente que la soledad le asfixia, que necesita resucitar a su madre posesiva y a su tío, el que le regalaba caramelos de limón.

10. Trastorno obsesivo-compulsivo
Excesivo orden, perfeccionismo y rigidez moral. Su versión aumentada es la neurosis del mismo nombre, que se caracteriza por pensamientos negativos intrusivos (obsesiones) y comportamientos compulsivos (actos repetidos) que se usan para reducir la ansiedad causada por las obsesiones. El llamado privilegio de la duda es el pan común del neurótico obsesivo, que lucha constantemente contra sí mismo y vive en permanente angustia y sufrimiento. Las blasfemias se consideran propias de la neurosis obsesiva.

Saturnino no deja de pensar en la agonía de los peces al sacarlos del agua y se identifica con ellos. Para intentar alejar estas visiones, Saturnino coloca todas las noches una línea recta de ocho peceras en el pasillo, que retira al amanecer musitando letanías sacrílegas. Saturnino abre y cierra la llave del agua dieciséis veces cada tres horas para que no se oxiden las tuberías y poder seguir rellenando sus peceras.

Otros trastornos

11. Trastorno depresivo
El individuo está triste y permanece pasivo. También llamado distimia y melancolía. Emparentado con la neurastenia (cansancio infundado). Su pecado capital es la pereza o acidia, “tristeza de ánimo”.

Cuando Saturnino lee en una revista de divulgación científica la lista de los diez trastornos, concluye que ha sido presa de una jugada maestra del azar y finalmente abandona su ciclotimia para quedar permanentemente entristecido. En un último esfuerzo, compra un orinal para desplazarse lo menos posible por su propia casa.

12. Trastorno pasivo-agresivo
Se desarrolla en respuesta a obligaciones impuestas por otros. Consiste en evitarlas mediante obstrucciones y demoras. Al no negarse o discutir, permanecen malhumorados. Se puede identificar con la resistencia pasiva o no-violencia de Gandhi.

Saturnino recibe una llamada del tío que le regalaba caramelos de limón, al que creía muerto. Éste le conmina a que acuda a la consulta de un psiquiatra para que le ayude y Saturnino le da las gracias justo antes de cortar el cable del teléfono con las tijeras de cortarse las uñas.

13. Trastorno explosivo intermitente
Episodios de enfado feroz. Es uno de los pecados capitales: la ira.

Saturnino descubre que no le quedan anchoas y que tiene el pelo demasiado largo, además de que es domingo, su día más odiado. Comienza a respirar fuerte hasta que acaba rompiendo la televisión utilizando el orinal como proyectil, mientras emula a Tarzán con sus característicos alaridos. Esta escena, con pocas variantes, se repite en sucesivos días, resultando de ello una casa bastante desordenada y una ligera afección de garganta.

14. Trastorno de gula
Comer de forma compulsiva. Pecado capital. Por extensión, necesidad de acaparar objetos o sustancias mediante comportamientos extremos para compensar carencias. De ahí que podamos hablar también de codicia o avaricia, otro pecado capital.


Saturnino ya sólo dedica sus días a la ingesta sin límite de anchoas del Cantábrico. Cada vez se parece más a una foca; eso sí, siempre tocado con su sombrero OVNI. En un arranque transitorio de lucidez, se presenta en un circo como foca humana y cuando adquiere la fama los deja a todos en el arroyo, recuperando la alegría y las ganas de vivir. Por fin comprende que la traición y la vileza son las mejores armas para permanecer equilibrado. Consigue publicar su novela y aparecer en los programas de televisión más infames. Todo el mundo le admira y le quiere y ya no necesita a nadie. Una tarde, emocionado, deposita unas flores en la tumba -o lo que cree la tumba- de su compañero de trabajo.

sábado, 4 de abril de 2015

Los premios del cine aragonés, en Aragón TV


Programa RUN de la televisión aragonesa sobre los IV Premios Simón del Cine Aragonés, con José Ángel Delgado, Ignacio Estaregui, Carmen Barrantes y Antonio Tausiet:
RUN-Aragón TV

viernes, 13 de marzo de 2015

Podemos

PODEMOS
Por Francisco Umbral

Dicen que ha salido un partido nuevo que se hace llamar Podemos. Uno, que lleva ocho años muerto, asoma de su tumba algunas noches para leer los periódicos, porque la tumba es fría y aburrida, porque ya lo decía Luis Buñuel –ese baturro de la vanguardia seca, seco de vanguardias, que nunca me dejó entrevistarle-, y porque me da la gana.
Leo muerto, digo, los papeles, y veo que unos jóvenes de la Complutense se han montado un chiringuito nuevo, o sea un partido. Uno lleva muerto unos ocho años, creo que ya lo he puesto arriba pero repetir es el orgullo de los que hablan con palabras de nácar, terciopelo y salvia primaveral de los Campos Elíseos. Esta mañana he estado pensando en mi próximo libro, que seguramente será un libro/río o novela/río o río/río, porque nuestras vidas son los ríos, etc.
Lo cual que Podemos, como se ve, parece que va tirando, y la mejor prueba de que tira es que los partidos tradicionales están que no les llega la saya al cinto, que diría el cantautor Joaquín Carbonell, de la misma tierra de Buñuel. Yo a Carbonell lo conocí en los años 60/70, en un mitin o concierto o lo que fuera que dábamos en el salón de actos de las Teresianas, en el barrio de Entrevías, con el padre Llanos, Marcelino Camacho y los Tonetti. En la tercera o cuarta fila estaban sentadas unas quince señoritas muy guapas que más que ir a ver al cantante iban a verme a mí, como luego se comprobó en las copas, que todas me ofrecían como un salmo de vestales enloquecidas mientras los sindicalistas, los fotógrafos y algún sobrero de tarde de corrida mal corrida se quedaban con los restos –la gorda, la fea, la tonta- al fondo del local de los Marsillach.
Quiere uno decir, aunque parezca que nos vamos de madre –cuando fue ella la que se fue de nosotros, ay- que los partidos nuevos son como los nuevos partidos, o sea, lo mismo de siempre. Unos jóvenes, como tengo apuntado, de la universidad de Complutum, Alcalá, que de ahí era Cervantes como es sabido, y a mí me dieron el Premio Cervantes en el año 2000, un poco para que mi padrino putativo Cela dejara de tocarles los cojones y un poco por lo del cambio del milenio, que era cosa que daba cierto respeto mortuorio y de cometa Halley.
Estos chicos, con coleta o sin coleta, que vienen de Marx y parece que se quieren comer el mundo, me recuerdan los orígenes del socialfelipismo, que empezó como una fiesta de plazas de toros a reventar de esperanza y terminó con Lasa y Zabala enterrados en cal por orden del señor X. Yo les deseo mucha suerte y mucha mano izquierda en lo social y en lo sexual, que son las dos grandes columnas en las que se asienta la filosofía moderna, como apuntaba Gramsci y me recordaba don Eugenio d’Ors cuando le iba a visitar todos los días a su casa de la calle del Pez, número once. Pero de eso hace siglos.

Hoy los nuevos hippies, algunos con gafitas, como Lennon antes de que lo fusilara un espontáneo sin grana y sin oro, suponen una pequeña preocupación para algún político inseguro (no tanta para los que mandan de verdad, que siguen sonriendo con sus colmillos de Alfonso Escámez, que ahora no sé si está vivo o está muerto como yo). Pero ellos mismos -listos, cautos, publicitarios, televisivos-, se han puesto la vacuna antes de la enfermedad: dicen que no son ni de izquierdas ni de derechas, como José Antonio Primo de Rivera, que no he leído yo en ningún sitio que fuese un gran poeta realista, pero lo era. A ver si van a ser de centro, como mi amigo Álvarez Cascos. Tiempo al tiempo.

viernes, 27 de febrero de 2015

Museo Goya Colección Ibercaja


Hay una parada de metro en el centro de Madrid que tiene nombre de marca de teléfonos. Los números de atención al cliente de esas compañías son tan eficaces como las oficinas de los defensores del pueblo. Como los gobiernos autonómicos y los bancos, son la misma cosa.

Lo que ha convertido a Goya en un genio universal indiscutible no es su colección de paisajes juveniles ni su interminable serie de retratos de ricos. Es su negación del orden, su denuncia de lo atroz, su humor irreverente, su plasmación del lado oscuro y perverso del ser humano.

Que doscientos años después se celebre el Goya doméstico, cortesano, facilón y de minué matritense no es más que la prueba palpable de que la cultura oficial es capaz de devorar limpiamente a todos sus hijos pródigos.

Del mismo modo que no hay diferencias visibles entre el actual Gobierno de Aragón (a quien correspondería erigir un Museo de Goya) e Ibercaja, un banco que decide la política cultural, el urbanismo y las costumbres de la ciudad y la región.

Goya sería hoy un empleado de Ibercaja/la Corte, por supuesto. Pero por las tardes se dedicaría, como entonces, a hacer sus geniales cortes de manga universales a toda esa hipocresía de la sonrisa brillante que te clava sus puñales de marfil en cuanto te sales un poco del tiesto.

Eso sí, para llevarte a la gloria de los altares laicos de los museos privados con nombre de genio y apellido de banco, doscientos años después.


viernes, 6 de febrero de 2015

¿Hablan los muertos? No mucho


Actualización 2015
Disponible completo en Youtube:



4-1-2013. Ya está disponible para su disfrute en internet el documental de divulgación científica ¿Estás ahí? El espiritismo ante la ciencia (2012), dirigido por Miguel Ángel Sabadell y realizado por José Ángel Delgado. En su segunda parte, participo dando vida al inventor de las psicofonías, nada menos.

Primera parte

Segunda parte



Texto de la noticia de Heraldo de Aragón escrita por Pedro Zapater sobre la presentación de este audiovisual en Zaragoza, en octubre de 2012:

Espiritismo, ¿estás ahí?

P. Zapater. Zaragoza. 25/10/2012
El divulgador aragonés Miguel Ángel Sabadell dirige '¿Estás ahí? El espiritismo ante la ciencia', una obra que cuestiona los fenómenos paranormales.

La Facultad de Geológicas acoge este jueves (19.30) el estreno del documental '¿Estás ahí? El espiritismo ante la ciencia', dirigido por el astrofísico zaragozano Miguel Ángel Sabadell, un trabajo audiovisual que confronta espiritismo y ciencia, y que pretende demostrar que, en efecto, hay otros mundos; pero están en este.

Este planteamiento es el punto de partida que Sabadell escoge para acercar al gran público una visión deductiva y científica sobre las pseudociencias y los fenómenos paranormales.

Para llevar a cabo este proyecto, el director se centró en la grabación de psicofonías y en la utilización de la ouija como vías para comunicar con el más allá.

Utilizando diferentes medios de control, su posterior análisis y la elaboración de conclusiones a partir del método científico, el documental se topa con algunos de estos fenómenos, tratando de ajustarse a una visión científica de lo sucedido.

El documental cuenta con varias dramatizaciones interpretadas por Gabriel Latorre, Ana Esteban, Patricia Gabás y Antonio Tausiet. Los actores refuerzan artísticamente el contenido científico de este proyecto.

Fue rodado el pasado mes de julio, en la antigua fábrica de Chocolates Zorraquino de Zaragoza, el sanatorio para tuberculosos de Agramonte, el Parque Natural del Moncayo o el zaragozano cementerio de Torrero, entre otros lugares.

El equipo técnico cuenta con viejos conocidos del audiovisual aragonés, como Mirella R. Abrisqueta, en la producción; Leticia Hernández, guión; y José Ángel Delgado, a cargo de la realización.

Para José Ángel Delgado "esta aproximación a la divulgación científica nos ha permitido jugar con las armas con las que que juegan otros divulgadores y así producir un acercamiento atractivo apoyándonos siempre en la ciencia".

'¿Estás ahí? El espiritismo ante la ciencia' nace como un proyecto de serie, y también se emitirá en internet, a través de la página de 'Muy Interesante'. El documental está producido por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), Albireo Cultura Científica, SinTregua, CosmosFan, Science Media Raccord y 'Muy Interesante'.

Tras la proyección, tendrá lugar una mesa redonda con Miguel Ángel Sabadell, Mirella R. Abrisqueta y José Angel Delgado.

domingo, 18 de enero de 2015

miércoles, 7 de enero de 2015

Charlie Hebdo y las blasfemias


En 2006, el semanario satírico francés Charlie Hebdo fue juzgado y absuelto por blasfemar. En 2011 les lanzaron unos cócteles Molotov. Hoy han matado a 12 personas, entre ellos cinco dibujantes, entre ellos el director de la revista. Los chalados religiosos se ofenden mucho, parece. Hoy en España, los fanáticos católicos ultraderechistas recuerdan que les gustaría que las revistas satíricas de aquí arremetiesen contra la religión islámica: o sea, que desean ver muertos a esos humoristas cobardes.

Blasfemias, por Antonio Tausiet

jueves, 27 de noviembre de 2014

Pasan cosas


El miércoles 26 de noviembre de 2014 se celebró en Zaragoza una sobresaliente mesa redonda en la que participaron tres mujeres brillantes: Maru Díaz, de Podemos; Ada Colau, de Guanyem; y Tania Sánchez, de Izquierda Unida. Como bien apunta César Usán en su blog, fue "difícil encontrar divergencias entre sus discursos".

Ver la crónica con vídeo incluido en El Ventano, de César Usán
Escuchar el audio completo
Ver un álbum de fotos del evento

jueves, 23 de octubre de 2014

Visita al Círculo de Bellas Artes


Ayer me di una vuelta por Madrid, hombre.

Estuve en el Círculo de Bellas Artes, donde se inauguraba la exposición "Francisco Ibáñez, el Mago del Humor", comisariada por Antoni Guiral y Elena Vergara. Como es sabido, participo en ella: puse en contacto a varios de los colaboradores y aporto un texto. En la cafetería estaba el gran Kiko Veneno, y conocí a Guiral y a Vergara y a varios de los que aportan su sabiduría tebeística al evento. 

Pongo aquí unas cuantas fotos, para que me veáis en mi salsa ibañezca. En la que encabeza este post, con el panel firmado por mí. Abajo, con el cartel de la exposición (con el dibujo que realizó Francisco Ibáñez para la portada del libro de Guiral de 2009 El universo de Ibáñez); diversas tomas de la sala Goya del Círculo de Bellas Artes, conmigo posando y posando, en alguna de las cuales aparecen varios colaboradores (Hergest, Señor Ogro, Kaximpo, Ase62...); y la última, conmigo de don Tancredo a la izquierda y el comisario a la derecha (en el centro del grupo de tres).












La exposición es muy completa y recomendable, con un repaso a la trayectoria del maestro, tanto cronológico como por grupos temáticos y personajes. Hay tres originales de la colección del actor y dibujante Carlos Areces, que andaba por allí, y otros muy curiosos como la portada del Súper DDT con Pepe Gotera y Otilio ante al "Bank of Calatorao" (antepenúltima foto) o la mítica página de Valor y... ¡al toro! (1970) en la que los personajes originales han sido sustituidos por Mortadelo y Filemón (penúltima foto).
Mientras, en El foro de la TIA continúa la apasionante aventura de realizar una aventura larga apócrifa de Mortadelo (¡Con "W" de Wolframio!), que se desarrolla en Enania, capital de los Países Bajitos, con mecenazgo y guion de los aficionados, el dibujo de Jordi David Redo y los colores de Alfredo Sánchez. La página que me ha tocado en suerte incluye múltiples guiños, alguno de los cuales fue sugerido por mí. Así, por encima, destacar:
- Busto de Marianne, símbolo de la República Francesa.
- Estatua de Julius Von Ferdinand (Julio Fernández, guionista de Bruguera).
- "El personaje", carácter recurrente en las historietas de Mortadelo (aquí de policía).
- Estatuilla de Simón del Desierto, personaje de Luis Buñuel y trofeo de los premios del cine aragonés.
- Mortadelo disfrazado de Bert, personaje interpretado por Dick Van Dyke en Mary Poppins.
- Teléfono-crustáceo de Salvador Dalí.
- Alusión al cantante Manolo Escobar (y al dibujante Raf).
- Busto de William Shakespeare.
- Cabeza disecada de rinoceronte, animal surrealista por antonomasia.
- Intervención de Tintín en su búsqueda del tesoro de Rackham el Rojo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...