martes, 28 de mayo de 2019

Presentación libro "Memoria visual de Zaragoza. Los convulsos años 70"


El miércoles 5 de junio de 2019 a las 19 h, en la sala Pilar Sinués del Edificio Paraninfo, plaza Paraíso 4, Zaragoza, se presenta el libro Memoria visual de Zaragoza. Los convulsos años 70, editado por El Periódico de Aragón.

La fecha de su lanzamiento a los puntos de venta es el viernes 31 de mayo de 2019.

Desde 2014, el proyecto GAZA, Gran Archivo Zaragoza Antigua, creado por José María Ballestín Miguel y Antonio Tausiet, compila y ordena miles de referencias visuales de la ciudad de Zaragoza. Este libro es una selección de fotografías de ese archivo, acompañadas de comentarios redactados para la ocasión.


Centrado en la década de los 70, ofrece un recorrido por el centro y los barrios, además de mostrar diferentes aspectos de su economía y sociedad. Unos años marcados, tras cuarenta años de Dictadura, por la Transición o tránsito del Franquismo a la progresiva recuperación de la democracia. Una época de cambios, mudanzas y crisis: los convulsos años 70.

Ver artículo sobre la presentación
Ver artículo tras la presentación
Escuchar entrevista en Radio Zaragoza
Escuchar entrevista a José María Ballestín por Manuel Alcaine

Se trata del tercer volumen de la colección, tras Los grises años 50 y Los prodigiosos años 60.

domingo, 26 de mayo de 2019

Música de las películas de Peter Greenaway



Greenaway Music. Selección inédita (2019) de temas musicales compuestos para las películas de Peter Greenaway. La mayor parte (12 de 16) son del británico Michael Nyman, además de dos piezas del belga Win Mertens, una del polaco Wlodzimierz Pawlik y otra del italiano Marco Robino. Todas ellas se enmarcan en la corriente minimalista, el estilo más popular de la música experimental del siglo XX.

01.An Eye For Optical Theory
02.Queen Of The Night
03.Chasing Sheep Is Best Left To Shepherds
04.Car Crash
05.Time Lapse
06.Vermeer's Wife
07.Birds for the mind
08.Struggle for pleasure
09.Trysting Fields_Sheep & Tides
10.Wheelbarrow Walk
11.Memorial
12.Come Unto These Yellow Sands
13.Prospero's Curse
14.Miranda
15.Nightwatching
16.Caprilli

1, 2, 3: Michael Nyman (The Draughtsman's Contract, 1982)
4, 5, 6: Michael Nyman (A Zed & Two Noughts, 1985)
7, 8: Win Mertens (The Belly of an Architect, 1987)
9, 10: Michael Nyman (Drowning by numbers, 1988)
11: Michael Nyman (The Cook, the Thief, His Wife & Her Lover, 1989)
12, 13, 14: Michael Nyman (Prospero's Books, 1991) 
15: Wlodzimierz Pawlik (Nightwatching, 2007)
16: Marco Robino (Goltzius and the Pelican Company, 2012)

sábado, 25 de mayo de 2019

El islam



Los seguidores del Corán se denominan musulmanes y su religión es el islam, fundada por Mahoma en el siglo VII. Es una de las tres religiones abrahámicas monoteístas, con el judaísmo y el cristianismo. El islam está dividido fundamentalmente en sunitas (mayoritarios) y chiitas, con distintas ramas en cada grupo.

A la muerte de Mahoma se produjo la escisión, con seguidores de dos líderes distintos: Abu Bakr, el suegro de Mahoma, padre de su esposa Aisha y primer califa reconocido por los sunitas; y Alí, el yerno de Mahoma, casado con su hija Fátima y primer imán reconocido por los chiitas.

Los sunitas siguen el Corán y la Sunna, igual que los cristianos el Antiguo y el Nuevo Testamento. En principio, consideran que la religión no forma parte del poder civil. En la Arabia Saudí petrolífera, tercer país con más gasto militar tras USA y China, gobiernan y predominan los sunitas. Allí están La Meca y Medina, las dos ciudades santas del islam. En Afganistán también son sunitas, con su rama de extrema derecha (salafista), los talibán.

Otros países sunitas son Bangladés, Brunéi, Emiratos, Indonesia, Jordania, Kuwait, Malasia, Maldivas, Pakistán, Catar y Yemen (en éste casi igualados con los chiitas).

Mientras que los sunitas rinden culto directo a Alá, los chiitas creen que los imanes son líderes espirituales infalibles. Los chiitas son los pobres en los países sunitas como Arabia Saudí. En Irán gobiernan y predominan: la revolución iraní de 1979 fue de carácter chiita. Irán apoya a Cuba, Bolivia y Venezuela, y rechaza a Arabia Saudí, Jordania e Israel. El segundo país con mayoría chiita es Azerbaiyán.

El islamismo es un movimiento derechista cuyas ramas extremistas se denominan yihadistas. No confundir musulmanes (todos los seguidores del Corán) con islamistas (los conservadores).

Aunque la mayoría de la población en Siria es sunita, al igual que el grueso de los palestinos, su gobierno es alauita, una rama del chiismo (lo contrario que en Baréin). El partido en el poder es el Baaz, árabe socialista. Siria es aliada de Rusia, Irán y Venezuela.

Tradicionalmente, el Baaz fue apoyado por la URSS en Siria, Libia e Irak, socialistas. El Baaz ha estado enfrentado con los salafistas o wahabís, rama ultraortodoxa del sunismo.

Paréntesis: ordenando palabras

Religión (musulmanes)
Sunitas / Estado supuestamente no confesional
               La mayoría
               Salafistas / Wahabís / Islamistas
                              Salafistas yihadistas
Hermanos Musulmanes (Egipto) / Hamás (Palestina)
Muyahidines Talibán (Afganistán)
Al Qaeda
Estado Islámico (ISIS o Daesh)
               Boko Haram (África occidental)
Chiitas / Estado confesional
               Irán
               Alauitas (Siria, Marruecos)
               Hezbolá (Líbano)
Jariyistas / Moderados
Socialdemócratas / Panarabistas
Baaz (sunitas, Irak hasta 2003 o chiitas, Siria)
               Al Fatah (sunitas, Palestina)
Cultura
Árabes
                              Norte de África
                              Península arábiga
                              Oriente Medio
Persas
                              Irán
Tayikistán
             Turcos
                              Turquía y otros

En el Irak petrolífero, de mayoría árabe musulmana, los chiitas superan a los sunitas. Tras el asesinato de Sadam Husein (sunita socialista del Baaz) durante la invasión USA de 2003, se repartió el poder entre chiitas y kurdos.

El Kurdistán es una región sin país, repartida entre Turquía, Irak, Siria e Irán. El Kurdistán norte o turco, el más grande, no tiene reconocimiento oficial por parte de Turquía, ni apoyo de la OTAN. El Kurdistán sur o irakí sí es una región actual de Irak, apoyada por la OTAN. El Kurdistán occidental o sirio (Rojava) no está reconocido por Siria pero sí apoyado por la OTAN y Jordania. Y el Kurdistán este o iraní tampoco es reconocido en Irán. La mayoría de los kurdos son musulmanes sunitas y luchan contra el ISIS.

La religión en Líbano está dividida en tercios: uno chiita, otro sunita y otro cristiano. Hezbolá es un grupo chiita libanés, fundado contra la invasión israelí de 1982 y apoyado por Irán y Siria.
Existe una tercera rama del islam además del sunismo y el chiismo: el jariyismo. Es mayoritario en el Sultanato de Omán y resulta tolerante.

Los Hermanos Musulmanes son un grupo sunita egipcio de extrema derecha fundador de Hamás en Palestina. Forman parte de la oposición siria.

Al Fatah es sunita socialdemócrata. Actualmente gobierna Palestina en coalición con Hamás.

ISIS o Daesh es un grupo sunita de extrema derecha (salafista) que pretende reunificar todos los países musulmanes bajo su dictadura. Su división en África occidental se llama Boko Haram. Fueron financiados por Arabia Saudita, Catar, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos, aunque ahora vuelan libres y Arabia Saudita y sus aliados les combaten.

Los talibán de Afganistán son también sunitas de extrema derecha, como Al Qaeda, salafista.
Yemen está en guerra. Por un lado, los hutíes (mayormente chiitas), apoyados por Irán; por otro, el actual gobierno sunita, apoyado por Arabia Saudí y Estados Unidos.

Países europeos musulmanes: Albania (sunita) y Bosnia (no optan).

Árabes y no árabes
Los árabes son los que hablan árabe y comparten rasgos culturales, como su mayoritaria adscripción al islam: son países árabes los del norte de África, los de la península arábiga y los de Oriente Medio, pero Irán no es árabe sino persa; ni Turquía, que es túrquica y de mayoría sunita. El grupo humano túrquico es mayoritario en Turquía, Azerbaiyán (chiita), Uzbekistán (sunita) y Turkmenistán, Kirguistán y Kazajistán, donde no optan. El caso de Tayikistán es curioso, con una población persa pero de religión sunita.

El panarabismo, que defiende la unión de los países árabes, es progresista, laicista y propalestino.

Así las cosas, en Oriente Medio existen países y organizaciones antiimperialistas como Siria, Irán, Yemen, Irak, Palestina o Hezbolá. La cuestión no es si son musulmanes o no, sino si cuentan con la simpatía de Estados Unidos, principal valedor de Israel y aliado de Arabia Saudí, Irak, Egipto y Jordania.

Geopolítica y otros considerandos



El liderazgo mundial
En 2019, los Estados Unidos continúan teniendo la supremacía mundial en cuanto a potencia militar se refiere, tras cederle el testigo el Reino Unido en la primera mitad del siglo XX. Mientras, un gran número de países están endeudados con China, que sigue creciendo económicamente y se perfila como próximo líder global. Rusia también ha fortalecido su economía y juega un papel importante en el tablero internacional. La India, Brasil y Sudáfrica crecen, mientras Japón, Alemania, Reino Unido y Francia se mantienen entre los más poderosos.

La política exterior estadounidense sigue las pautas del siglo XX. Apoya a sus aliados tradicionales, como el Reino Unido, y mantiene operativa la OTAN, expandiéndola al este de Europa. En América Latina, desestabiliza a los gobiernos de los estados que no le rinden vasallaje, como Venezuela o Nicaragua. En Oriente Medio, justifica todos los actos ilegales de Israel contra los palestinos, demoniza la revolución iraní y apoya a la oposición siria. Sin olvidar que Arabia Saudí es uno de sus más fuertes aliados y financia los grupos ultraderechistas islámicos que pretenden apoderarse de Siria, Libia o Irak.

Desde que Turquía está gobernada por los islamistas (2002), Estados Unidos ha afianzado con ella su tradicional relación de amistad, no sin algunos baches. La llamada primavera árabe (2010-2013), supuesto levantamiento de las masas para pedir democracia en Argelia, Egipto, etc., quedó en evidencia al constatarse que tras el pretendido progreso se escondían las organizaciones religiosas armadas más sanguinarias.

La condición humana
El hecho de pertenecer a un grupo humano cuya seña de identidad predominante sea una religión concreta, un enclave geográfico determinado o una identidad sexual, no predetermina que un individuo sea mejor o peor. Así, por ser musulmán, judío, latinoamericano, gitano, mujer o hermafrodita, tus acciones no se derivan de tu condición, y no son esos rasgos los que te llevan a asesinar, robar o mentir. Los grupos humanos enfrentados se acusan siempre mutuamente de una o varias de esas tres cosas. Cuando se siente la pertenencia al grupo como algo enraizado, se considera que siempre son los otros los malos.

El racismo y sus variantes como el sexismo parecen ser tan humanos como la necesidad de pertenencia, sea a una religión, a una ideología o a un territorio. Estos comportamientos, absurdos desde una perspectiva racional, atañen al cien por cien de la población.

De todo ello se deriva que los orígenes de los conflictos son de otra índole. Se trata de relaciones de poder, siempre. Dominio y vasallaje. Y la capacidad de imposición de un grupo sobre otro se mide en dinero.

Cuando el gobierno de Siria hace frente a una oposición armada, varios factores entran en juego. En primer lugar, sus reservas petrolíferas son escasas, lo que no espolea instantáneamente a Estados Unidos a invadir el país, sino a financiar discretamente a los rebeldes. Por otro lado, Siria tiene a Rusia como aliado. Una situación similar al golpe de estado fascista en Ucrania apoyado por Estados Unidos, contra el gobierno prorruso.

En la guerra civil española, los apoyos internacionales fueron determinantes. Las democracias occidentales dieron la espalda a la República, mientras que la Alemania nazi y la Italia fascista apoyaron a los golpistas. El dinero financió la victoria de Franco.

Se trata de ricos y pobres, de lucha de clases, de modelo de sociedad. La excusa de la democracia sirve para arrasar territorios hostiles y frenar su crecimiento. Cientos de miles de muertos no son obstáculo para ello.

Nicolae Ceaucescu fue el último dirigente comunista de Rumanía. Fue asesinado tras ser acusado de una masacre que no cometió. La economía estatal planificada debería ser la aspiración de todos los países, si los humanos fueran humanistas. Pero no es el caso. La economía privada es una forma de egoísmo social. Los bienes y servicios deberían estar en su totalidad a cargo de la comunidad. En cuanto una actividad se pone en manos de la llamada iniciativa privada, entra en juego el lucro, el dinero. La propiedad privada es un robo a la población.

La división ideológica entre izquierda y derecha está vigente. La primera aboga por el bien común, las libertades, la igualdad y el laicismo; la segunda, por la ley de la selva, el orden divino y el sálvese quien pueda.

jueves, 23 de mayo de 2019

Municipales, autonómicas y europeas 2019

Estoy empadronado en Zaragoza. Eso significa que en las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo de 2019 votaré a Zaragoza en Común, Izquierda Unida y Unidas Podemos. Se da la circunstancia de que cada una de esas candidaturas es distinta, pero en todas está presente la izquierda que me representa, la de la unión comenzada en 1986 al calor de la lucha anti OTAN e inspirada en el Frente Popular. Revolucionaria, ecologista, feminista, radical, crítica, republicana, marxista e igualitaria. Humanista.

lunes, 20 de mayo de 2019

Nápoles y Ramón



Ramón Gómez de la Serna (Madrid, 1888­-Buenos Aires, 1963) viajó a Nápoles en tres ocasiones. La primera, acompañado de Carmen de Burgos, en 1909; la segunda, durante la Primera Guerra Mundial; y la última en 1926, con la idea frustrada de quedarse allí a vivir: “Ya es la tercera vez que lo visito, pero ahora pienso establecerme allí para siempre. Me atrae la grandeza de su multisecular optimismo”.

Esta frase, extraída de Automoribundia (1948), está acompañada también de otras acerca de esa urbe: “Si hay un sitio electivo para vivir hasta morir, y morir bien, es Nápoles, la ciudad indecible, impresionante, con sabor a esa persistencia que sólo tiene la inmortalidad. La vida allí se siente como un atardecer imperecedero, no como cosa que pasa, sino como coquetería de lo eterno”. Y añade: “Sin embargo, en ese Nápoles hermoso, paradisíaco y cadavérico, encontré su abrumadora parte trágica, llena de funerarias, con su aglomeración de gentes, con su perol de macarrones en medio de la calle esperando la noche, con su lucha atroz por la vida, con sus gatos lamiendo en los restaurants los platos del que está comiendo hasta dejarlos limpios como un lavador mecánico, con su estar llenas las tiendas de familias que las han tomado por viviendas, lo que hace ver el nacer y el morir al pasar por la calle”.

La primera incursión literaria en Nápoles por parte de Ramón fue en el relato El hombre de la galería (1926), incluido en su libro El dueño del átomo (1928). Se trata de una narración ambientada en la Galería Umberto I de esa ciudad, un centro comercial clasicista del siglo XIX.

Ya en 1928, publica La mujer de ámbar, una novela folletinesca y confesional, cuya trama se desarrolla íntegramente en Nápoles. Sigue la línea de su primera novela, La viuda blanca y negra (1921), localizada en Madrid y París. El protagonista, Lorenzo, un joven español trasunto del autor, encuentra a Lucía, la napolitana que da título a la obra. Se podría decir que el tercer personaje principal es el Vesubio, el volcán que se levanta junto a la bahía.

En la introducción a la tercera edición de la novela, en 1943, Ramón nos dice: “Éste es un Nápoles apurado en la lontananza y hay corales cuando debe haber corales y hay amor en el viejo camino de Virgilio cuando la sirena partenopea revela al protagonista las antiguas primaveras que están unidas allí como en ningún sitio a las nuevas primaveras”. Y también: “Quise evocar al inolvidable y eternal Nápoles, que a veces toma apariencias de mortal y entra en ruina sólo para exaltar más su supervivencia, su encanto imperecedero, su voluptuosidad inagotable, que estruja el corazón con un goce melancólico y ardiente, con un supremo algo que no es su gozo azulino, ni sus grutas transparentes, ni su volcán donjuanesco, ni su Pompeya que ríe y vive en idilio perpetuo en medio de su derrumbamiento, sino algo tan particular y tan suyo, que hace vivir en la escondida trattoria el averno y el cielo, lo angélico y lo humano, lo de antes y lo que vendrá después, más el más desgarrador no querer morir que he conocido”.

Cien años después de la experiencia napolitana de Ramón, desafiando la cultura del dato actualizado, de las rutas galvanizadas de superficialidad comercial y de la prisa por consumir lugares imprescindibles que son lugares comunes, podemos extraer de entre la narrativa de La mujer de ámbar sus segmentos descriptivos, y sacarnos de la manga una guía de viaje perpetua por la ciudad más extrema: considerada por algunos de belleza insuperable y por otros la cumbre de la suciedad y el delito.

viernes, 3 de mayo de 2019

La noche en Zaragoza


La canción Die Nacht von Saragossa (La noche de Zaragoza) es un tango con letra de Herman Frey y  música de Karl Wilczynski, interpretado por Austin Egen, acompañado de la orquesta de Emil Roosz en la versión de 1932 que podemos escuchar arriba. Todo esto nos lo explicaba Jesús Cuartero en marzo de 2017, en su selección audiovisual Los otros. La imagen de Zaragoza a través de la óptica extranjera. Añadía también la letra original y su traducción, a cargo de Daniel Hübner:

Die Nacht von Saragossa
hat dich und mich berauscht,
als wir versteckt von Rosen
zumersten mal den Kuss getauscht.
Ja, die Nacht von Saragossa,
die Nacht, ersehn’ich heiss zurück,
was ich erlebt in jenem Blütenmai,
warst du, du meines Lebens Glück.
La noche de Zaragoza
a ti y a mí nos ha embriagado cuando,
escondidos tras unas rosas,
nos besamos por primera vez.
Sí, la noche de Zaragoza,
la noche que con calor ansío que regrese,
lo que viví aquel mayo
fuiste tú, tú, la felicidad de mi vida.

Casi un siglo después, en 2018, se grabó una nueva versión en Zaragoza, titulada esta vez La noche en Zaragoza e interpretada por Joan Manuel Serrat, acompañado por La Banda del Canal. La nueva letra corrió a cargo del propio Serrat y Agustín Sánchez Vidal:

La noche en Zaragoza,
estrellas que en el Ebro sueñan mar.
El viento baila entre los puentes
con aguas que brinda el Canal.
La noche en Zaragoza
hay quien la puede atravesar
como una ardilla que de copa en copa va,
sin aterrizar jamás.
La noche en Zaragoza,
qué marcha tiene esta ciudad.
escúchala latir y déjate llevar,
a ciegas disfrútala.

Fue incluida en el documental La noche en Zaragoza (José Luis García Sánchez, 2019), y puede escucharse aquí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...