sábado, 24 de mayo de 2014

La importancia del Partido Comunista


A partir de 1919 (fundación de la Internacional Comunista o Comintern), se crean los Partidos Comunistas de los distintos países, escindiéndose de sus predecesores Partidos Socialistas, a causa de la apropiación del término socialista por parte de la socialdemocracia (reformismo capitalista). Cada Partido nacional ejerce como sección territorial del Partido Comunista, entendido como uno solo a nivel mundial.

Karl Marx y Friedrich Engels son los fundadores del comunismo moderno. Lenin aportó su idea del Partido global, y políticos como Ernesto Che Guevara contribuyeron a su expansión. Los símbolos que identifican al Partido Comunista son la hoz y el martillo (campesinos y obreros) y la estrella roja de cinco puntas.



Comunismo es sinónimo tanto de marxismo como de socialismo revolucionario. Se trata de una ideología que recoge la tradición emancipadora y la aplica a las condiciones objetivas de opresión por parte de los poderosos a los más necesitados, para avanzar en la lucha contra ese desequilibrio injusto, con una perspectiva internacionalista.

Desde el primer momento, los intelectuales y los artistas del mundo se unieron a la iniciativa marxista-leninista, ya afiliándose al Partido, ya colaborando con él mediante la figura del simpatizante o “compañero de viaje”.




Miembros del partido

Entre la larga lista de personalidades de la cultura que en algún momento de sus vidas estuvieron afiliadas al Partido Comunista, figuran los soviéticos Vladímir Tatlin, escultor; Serguéi Eisenstein y Vsévolod Pudovkin, directores de cine; Vladímir Mayakovski, Máximo Gorki e Ilia Erenburg, escritores; El Lissitzky, diseñador constructivista; Serguéi Prokófiev, compositor; los alemanes George Grosz, pintor expresionista; Bertolt Brecht, dramaturgo; el holandés Joris Ivens, director de cine; los franceses André Breton, Paul Éluard, Louis Aragon y Marguerite Duras, escritores; la inglesa Doris Lessing, escritora; los italianos Italo Calvino, Cesare Pavese y Dario Fo, escritores; Bernardo Bertolucci, Pier Paolo Pasolini, Marco Bellocchio, Luchino Visconti y Gillo Pontecorvo, directores de cine; los estadounidenses John Reed y Dalton Trumbo, escritores; Woody Guthrie y Pete Seeger, cantantes; el portugués José Saramago, escritor; los mexicanos Diego Rivera y Frida Kahlo, pintores; los chilenos Pablo Neruda, Vicente Huidobro y Nicanor Parra, escritores; Violeta Parra y Víctor Jara, cantantes; los cubanos Nicolás Guillén, escritor; Silvio Rodríguez y Omara Portuondo, cantantes; Alicia Alonso, bailarina; Chucho Valdés, músico; los argentinos Osvaldo Pugliese, compositor; Ernesto Sabato, escritor; Mercedes Sosa y Atahualpa Yupanqui, cantantes; los brasileños Oscar Niemeyer, arquitecto; Alberto Cavalcanti, director de cine; el peruano César Vallejo, escritor; y los españoles Ricardo Muñoz Suay y Eduardo Ducay, productores de cine; Domingo Dominguín, torero; Raimon, Manuel Gerena, Chicho Sánchez Ferlosio, Joaquín Sabina, Rosa León, Víctor Manuel y Ana Belén, cantantes; Rafael Alberti, Miguel Hernández, María Teresa León, Antonio Buero Vallejo, Armando López Salinas, Jorge Semprún, Antonio Ferres, Marcial Suárez, Manuel Vázquez Montalbán, Jesús López Pacheco, Juan García Hortelano, Ánchel Conte, Margarita Nelken, Gabriel Celaya, Ángel González, Carlos Álvarez Cruz, Luis Goytisolo, Alfonso Grosso, Blas de Otero, Fernando Sánchez Dragó, José Herrera Petere, Alfonso Sastre, Marcos Ana y José Antonio Rey del Corral, escritores; Francisco Fernández Buey, Carlos París y José Luis Escohotado, filósofos; Francisco Rabal, Antonio Gamero, Pilar Bardem, José Sacristán, Emma Cohen, Pepa Flores y Juan Diego, actores; Pablo Picasso, pintor; Javier Pradera y César Alonso de los Ríos, periodistas; Juan Antonio Bardem, y José Luis García Sánchez, directores de cine; Mariano Anós, director de teatro; Juan Vicens y José Ignacio Mantecón, bibliógrafos; Román Gubern, historiador; Luis Bagaría y Josep Renau, ilustradores; Antonio Gades, bailarín…





Compañeros de viaje

Esta denominación, acuñada por Trotski en 1923, incluyó en la primera mitad del siglo XX a incontables personalidades de todo el mundo, como los franceses Simone de Beauvoir, Jean Paul Sartre, Romain Rolland, André Gide y Anatole France, escritores; Simone Signoret e Yves Montand, actores; los irlandeses Sean O'Casey y George Bernard Shaw, escritores; los estadounidenses Ernest Hemingway y John dos Passos, escritores; el británico George Orwell, escritor; los alemanes Arnold Zweig, Lion Feuchtwanger y Heinrich Mann, escritores; y los españoles Elías Querejeta, productor de cine; José Moreno Villa, Manuel Altolaguirre, León Felipe, Emilio Prados, Luis Cernuda, Jaime Gil de Biedma, Juan Rejano, Pedro Garfias, Rafael Sánchez Ferlosio, Ignacio Aldecoa, Jesús Fernández Santos, Francisco Umbral, Benjamín Jarnés y José Bergamín, escritores; Raúl del Pozo, periodista; Luis Buñuel, José Luis Garci, Miguel Hermoso y Pere Portabella, directores de cine; María Zambrano y Adolfo Sánchez Vázquez, filósofos; Rodolfo Halffter, compositor; Juan Echanove, actor; Manolo Millares y Antonio Saura, pintores…




El PCE

El Partido Comunista de España (PCE) nació en 1920 y luchó contra la monarquía hasta 1931 (en 1923 fue ilegalizado por la dictadura de Primo de Rivera); en 1931 fue legalizado de nuevo, por la II República, que condenó por burguesa; pero en 1936 se presentó y ganó las elecciones con el Frente Popular (antifascista) y estalló la Guerra Civil; ilegal de nuevo, de 1939 a 1975 fue la única fuerza organizada que luchó contra el franquismo; en 1977 fue legalizado. En 1978 abandona el marxismo-leninismo para definirse como marxista revolucionario. Por otro lado, el PSOE dejó de denominarse marxista en 1979.

El sindicato de clase que actúa como referente del comunismo en España es Comisiones Obreras (CC.OO.).

Hoy, el Partido Comunista de España es miembro y principal impulsor de la coalición Izquierda Unida, formada en 1986 (laica, federal y republicana), integrada en Unidad Popular, candidatura de confluencia ciudadana para las elecciones generales de 2015. Forma parte del Partido de la Izquierda Europea, fundado en 2004. Está adherido a las tesis del Socialismo del siglo XXI (marxismo más democracia participativa). Y participa anualmente en el Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros, que se celebra desde 1998 y cuya reunión número 17 tuvo lugar en Estambul en 2015.






La importancia

Actualmente, hay una corriente socialdemócrata en la literatura y las artes en general que se muestra crítica con el Partido Comunista, haciendo una constante labor de ocultamiento de la función primordial, vanguardista, comprometida y única que ha ejercido en la historia contemporánea. 

Durante todo un siglo, el Partido Comunista ha sido el punto de encuentro de las personas que creen en la libertad, la igualdad y la fraternidad y de los mejores pensadores, creadores y humanistas del mundo. Y más concretamente, de los marxistas, quienes pretenden una sociedad mundial igualitaria.

Ha ostentado el protagonismo absoluto en la lucha contra el fascismo. Aparece cada vez que se estudia o investiga acerca del género humano en busca del progreso y la cultura a lo largo del siglo XX. El aporte al desarrollo artístico, intelectual e ideológico de la colectividad, a la contención de los poderes mercantiles y a la consecución de la justicia social -la verdadera importancia del Partido Comunista- no ha sido aún reivindicado a los niveles que se merece. Por lo menos, aquí queda escrito.


Estatutos del partido Comunista de España 2013 (19 congreso)
http://www.pce.es/xixcongreso/pl.php?id=5472

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...