domingo, 2 de septiembre de 2018

Las Internacionales, sus ideólogos y sus postulados



Karl Marx y Friedrich Engels, filósofos comunistas alemanes, junto con el anarquista ruso Mijaíl Bakunin y otros, fundaron en Londres en 1864 la I Internacional (Asociación Internacional de Trabajadores), para organizar políticamente al proletariado. Tras la derrota de la comuna de París en 1871, en 1872 se produjo una escisión entre comunistas y anarquistas. En 1883 muere Marx. En 1922, los anarquistas refundaron en Berlín la Asociación Internacional de los Trabajadores.

Friedrich Engels impulsó en Bruselas en 1899 la II Internacional, marxista. Tras la I Guerra Mundial (1914-1918), se produjo una división entre socialdemócratas (parlamentaristas como el alemán Eduard Bernstein) y comunistas (revolucionarios); éstos estaban en contra de la guerra y a favor de la revolución rusa de 1917. Engels muere en 1895 y Rosa Luxemburgo, comunista alemana, es asesinada en 1919. En 1951 los partidos socialdemócratas, ya alejados del marxismo, refundaron la Internacional Socialista en Frankfurt.

Vladimir Lenin fue el principal dirigente de la revolución rusa. Su versión del marxismo se conoce como leninismo, y propugnó la creación de los Partidos Comunistas. El primero fue el ruso, en 1918. En 1919 se fundó en Moscú la III Internacional (Komintern), leninista. Lenin sostenía que el comunismo debía desarrollarse en varios países. Murió en 1924, y sus ideas fueron adoptadas y revisadas por el marxismo-leninismo, término acuñado por Iósif Stalin, que le sucedió en el poder hasta 1953. El marxismo-leninismo considera que el Estado unipartidista es la aplicación de la dictadura del proletariado, fase anterior a la instauración de la sociedad sin clases.

León Trotski fue uno de los principales líderes de la revolución rusa, creador del Ejército Rojo. Aportó al socialismo su idea de la revolución permanente, según la cual la burguesía no puede hacer la revolución, por su dependencia del capital imperialista. Además, creía con Lenin que la revolución no triunfaría si no era internacionalista e incluía a los países desarrollados. Esto entraba en contradicción con el marxismo-leninismo, según el cual es posible el “socialismo en un solo país”.

Los mencheviques (socialdemócratas) defendían un desarrollo capitalista mediante una alianza entre burguesía y proletariado, antes de llegar al socialismo; los bolcheviques (luego comunistas), una dictadura del proletariado junto al campesinado. Trotski abogaba por el apoyo del proletariado de los países desarrollados. En 1917 ingresó en el Partido Bolchevique. En 1929 fue expulsado de la URSS, acusado de traición. En 1938 se fundó en París la IV Internacional, de inspiración trotskista. En 1940 fue asesinado en México por orden de Stalin.

Los trotskistas están en contra de los frentes populares, porque consideran que sirven para afianzar los regímenes burgueses. También combaten la unión de la izquierda en general, porque creen que se trata de reformismo. Niegan el carácter revolucionario del Chile de Allende o de la Venezuela Bolivariana y del socialismo del siglo XXI. Consideran el marxismo-leninismo como estalinismo, término peyorativo para criticar la burocratización, el dogmatismo y el autoritarismo.

Los marxistas-leninistas opinan que el trotskismo es burgués, esencialmente porque se alinea con los partidos burgueses en su lucha contra los marxistas-leninistas. Así sucedió en Polonia con el sindicato Solidaridad, apoyado por el papa, occidente y los trotskistas contra el Estado comunista, o en las luchas antiimperialistas de Oriente Medio y América Latina.

Por otro lado, y para cerrar el círculo, los anarquistas (antiautoritarios) consideran que el trotskismo es marxista y por tanto autoritario. No por ello, hay conexiones entre anarquistas y trotskistas, sobre todo porque ambos combaten el marxismo-leninismo. Incluso se da una corriente de simpatía histórica entre anarquistas y socialdemócratas, ambos anticomunistas.

En 2009 se produjo el último intento histórico de fundar una V Internacional que aglutinase a las cuatro anteriores. No fructificó.

(En la imagen, Marx, Bakunin, Engels, Bernstein, Luxemburgo, Lenin, Stalin y Trotski.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...