lunes, 29 de enero de 2018

Las criptomonedas no son una burbuja



Los medios de comunicación tradicionales están informando desde hace algunos meses negativamente acerca del bitcoin, haciéndose eco de las directrices lanzadas por los gurús económicos a sueldo de las grandes corporaciones, los bancos y los gobiernos. Esta criptomoneda, la primera de una larga lista cuyo número dos es ether, es un token de blockchain. Lo explicaré con detalle. Pero antes hay que dejar claro que todo esto no es una burbuja financiera, ni una estafa piramidal, ni una moda pasajera.

Una base de datos es un conjunto de datos sobre un tema, ordenados para su uso. Las bases de datos compartidas o distribuidas están relacionadas mediante una red de comunicaciones (internet). Cada ordenador de la red tiene almacenados todos los datos. Una modalidad de base de datos compartida es la cadena de bloques (blockchain), que se caracteriza por almacenar datos ordenados en el tiempo y evitar su borrado o modificación. Puede ser usada para almacenar transacciones financieras o para certificar la inalterabilidad de un documento.

En el caso de bitcoin y el resto de las monedas que le siguieron, blockchain actúa como notario de las transacciones de compra y venta. Para que estas transacciones sean confirmadas, es necesario que sean validadas por los ordenadores de la red, en lo que se llama minería. Los creadores de bitcoin programaron su invento para que se generasen nuevas monedas en ese proceso de minado, hasta un tope preconfigurado.

Pero además, blockchain es la plataforma donde se guardan de modo seguro los contratos inteligentes: acuerdos entre varias partes que no pueden ser modificados, y cuyas cláusulas se ejecutan automáticamente al producirse los eventos que contienen. Una de las iniciativas para utilizar blockchain para hacer contratos es Codius, con su propia moneda, ripple. Esta empresa es aliada de los mercados financieros tradicionales.

Pero la más importante de las plataformas de contratos mediante blockchain es Ethereum, con su moneda, el ether. Se trata de un modelo descentralizado de código abierto que ya está siendo empleado para gestionar empresas, cuyos documentos, programas y moneda propia se almacenan en la cadena de bloques de Ethereum.

Así, para conseguir financiación de un proyecto, al margen de los bancos o grandes inversores, una empresa lanza una ICO (Initial Coin Offering, oferta inicial de moneda). La empresa consigue así su propia moneda o token, repartida entre quienes aportan dinero, pagándolo con ether. Si la iniciativa tiene éxito, las monedas virtuales suben de cotización y pueden ser mantenidas o canjeadas de nuevo por ether, que a su vez se puede convertir en dinero tradicional. Un sistema similar al de la salida a bolsa de las grandes empresas, con el valor añadido de que la red es descentralizada.

Todo esto no sería más que una curiosidad si no fuese porque las ICO están financiando ya a cientos de proyectos reales y en marcha. Un ejemplo claro de que bitcoin y las criptomonedas, blockchain y la economía descentralizada han venido para quedarse, independientemente de su actual volatilidad.

Para más información:
La locura de la burbuja y la criptomoneda de Bitcoin. Dura crítica a las criptomonedas desde un punto de vista marxista.
Criptomonedas y anarquismo: una nueva bandera libertaria. Consideración del fenómeno como el movimiento anarquista más importante de la historia.
El futuro de las criptomonedas. Según este analista, modificarán para bien la economía mundial.
Bitcoin, entre el valor refugio y una burbuja a punto de estallar. Opiniones a favor y en contra de las criptomonedas.

Artículos míos anteriores sobre el tema:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...