miércoles, 30 de agosto de 2017

Algo de cine yugoslavo


Después de ver los once largometrajes del gran Emir Kusturica hasta 2017 (Revisitando a Kusturica), me apetecía darle un breve repaso al cine yugoslavo.

Línea no regular (Slobodan Sijan, Yugoslavia, 1980)*****
Comedia ya clásica imprescindible. Narra el recorrido de un viejo autocar que lleva a Belgrado, en 1941. Contiene todos los ingredientes que caracterizarán el cine de Kusturica: música étnica, gitanos, humor rocambolesco, personajes extravagantes, crítica política, un entierro, una novia, animales sueltos, militares y guerra… Hasta aparece Slavko Stimac, protagonista de ¿Te acuerdas de Dolly Bell? (1981) y La vida es un milagro (2004) y presente en Underground (1995). Para más concomitancias, el guion está escrito por
Dusan Kovacevic, que firmó también el de Underground. (La imagen es el cartel de este filme).

Antes de la lluvia (Milcho Manchevski, Macedonia, 1994)***
El tiempo ha deslucido este drama en tres actos sobre los conflictos entre musulmanes y cristianos en Yugoslavia. Una joven albanesa musulmana se refugia en un monasterio cristiano y un fotógrafo macedonio vuelve a su tierra desde Londres. Interesante.

El polvorín (Goran Paskaljevic,  Serbia, 1998)***
Dura mirada sobre la situación asfixiante en Belgrado durante la crisis provocada por el embargo occidental. Historias cruzadas en una noche de personajes extremos, con varios actores presentes también en la filmografía de Kusturica. Pasable.


En tierra de nadie (Danis Tanovic, Bosnia, 2001)****
Irónica denuncia desde el punto de vista bosnio de la guerra serbo-bosnia en 1993. Un soldado bosnio y uno serbio acaban en la misma trinchera. Muy entretenida, desesperanzada y bien hecha. 

El peso de las cadenas (documental, Boris Malagurski, Serbia, 2010 y 2014)****
Parte 1: https://www.youtube.com/watch?v=XfcXyCP3wbs
Parte 2:
https://www.youtube.com/watch?v=CtCvJ6MnnZ8
Es la versión serbia de los hechos de la historia reciente de Yugoslavia; es decir, la contraria de la que nos contaron a los occidentales. Cuenta más o menos esto:

En 1941 Hitler bombardea Belgrado, ocupa el Reino de Yugoslavia y asesina a cientos de miles de serbios y judíos. Entre 1941 y 1945 Croacia y Bosnia son un estado fascista católico Ustacha. Los chetniks monárquicos serbios se oponen a Hitler, pero no tienen apoyos internacionales, cosa que sí sucede con los partisanos comunistas de Tito, que proclama la nueva República de Yugoslavia en 1943, liberada en 1945. Estaba formada por las repúblicas de Bosnia-Herzegovina, Croacia, Eslovenia, Macedonia, Montenegro y Serbia, incluyendo ésta las provincias autónomas de Vojvodina y Kosovo. En 1961 se une al Movimiento de Países No Alineados. Tito muere en 1980. Estados Unidos presiona para que Yugoslavia deje de ser comunista. En 1989 y 1990, se provoca el colapso de la economía yugoslava, obligando mediante los organismos internacionales a que abandonen las políticas sociales, privaticen, bajen los salarios, y produzcan en suma la bancarrota del estado. Así, unos pocos fondos extranjeros se apropian de toda la economía del país. El nivel de vida cae, sube el desempleo y se incrementa la tensión entre las repúblicas mediante el empobrecimiento provocado de la población. Cuando no se tiene nada, uno se aferra a ideas nacionales y religiosas. Estados Unidos niega ayuda económica si no se desgajan las repúblicas. Promueve elecciones separadas y apoya a los partidos democráticos (de derechas). En 1991 la situación económica es ya infernal. En Bosnia, Croacia y Eslovenia se expulsa a los serbios. En Bosnia se hace con el poder Alija Izetbegovic, ex nazi. En Serbia, Milosevic, que reivindica una Yugoslavia unida. En Croacia, el cristiano Franjo Tudjman se arma para la guerra. Bosnia es una mini Yugoslavia, con musulmanes, serbios y croatas. Sarajevo, la capital, se llenó de protestas pidiendo paz. Fueron reprimidos a tiros. Eslovenia y Croacia se independizaron en 1991. Bosnia y Macedonia en 1992. Todos apoyados por Alemania y reconocidos por Occidente. Franjo Tudjman discrimina a los serbios de Croacia con la ayuda armada de Alemania. Vukovar (en la Croacia serbia) fue arrasada por los serbios. Mostar, otra batalla destructiva en Herzegovina. Matanzas de civiles serbios en 1991. Ejemplo, Gospic. 1992, guerra de Bosnia, impulsada por EE.UU. Los serbios quieren el control de la zona serbia. Croatas y musulmanes quieren todo el país. Estos últimos, con la ayuda de EE.UU., que además aportó muyaidines afganos. Los serbios tenían al ejército yugoslavo, que fue atacado por Occidente, primero mediante sanciones a lo que quedaba de Yugoslavia: Serbia y Montenegro. En 1993 se generalizó la hambruna y el paro subió al 60 por ciento. Los salarios cayeron de 500 a 15 dólares. En 1993, EE.UU. idea el ataque croata a Krajina, causando la muerte de un cuarto de millón de serbios. Franjo Tudjman estaba contento. USA fue luego a por los serbios de Bosnia, presentando su guerra civil como un ataque de Serbia. Srebrenica se declaró zona segura de la ONU pero era base militar de ataques a serbios. Éstos contraatacaron y mataron a los musulmanes en un número similar. Esto fue usado por la OTAN para intervenir. Mientras, Milosevic y Tudjman, supuestos enemigos, se enriquecían enviando sus fondos a bancos comunes. Todas las personas de izquierdas de Occidente fuimos engañadas, creyendo que los malos eran los serbios. Estados Unidos permaneció en Bosnia tras la paz, gobernando sus partes divididas. Eso quisieron hacer en Kosovo para acabar de desintegrar Yugoslavia, pero no lo lograron en principio. En 1999, Javier Solana (PSOE), violando la carta de la ONU, bombardeó Yugoslavia al mando de la OTAN con uranio enriquecido (radiactivo) durante 72 días. La excusa fue que Milosevic estaba matando a los albaneses en la guerra de Kosovo, pero el ataque estaba diseñado mucho antes. Los albaneses de Kosovo estaban apoyados directamente por USA, que entrenaba y armaba a su grupo guerrillero ELK, albano-kosovar musulmán mafioso traficante de órganos, drogas y armas. Milosevic firmó la paz con la OTAN, ante la amenaza de ésta de masacrar Serbia. Se impuso en Kosovo el marco alemán y se privatizó toda la economía. En 2000 se apropiaron de la mina serbia de Trepca por contaminar. Milosevic perdió las elecciones en 2000 tras el apoyo económico de USA a la oposición. En 1993 se fundó el Tribunal de La Haya, que sólo consiguió condenar a la parte serbia, puesto que los casos abiertos contra los amigos de EE.UU. eran anulados. En 2003, el nombre de Yugoslavia desapareció, pasándose a llamar Serbia y Montenegro. En 2006, Montenegro se independizó. En 2008, con el apoyo USA, Kosovo se independizó, pero no fue reconocido por la comunidad internacional, siendo de facto una colonia estadounidense. La otra región serbia, al norte, Vojvodina, también está en el punto de mira de Occidente. Eslovenia ingresó en la UE en 2004. Las actuales repúblicas de la antigua Yugoslavia son colonias estadounidenses. La clase política de la ex Yugoslavia está corrompida en su totalidad, enriqueciéndose mientras el pueblo se empobrece. La segunda parte hace un repaso al intervencionismo mundial de EE.UU. y la implantación obligatoria de la economía neoliberal y cuenta los casos de Venezuela e Islandia. Respecto al caso de Bosnia, podemos recordar este artículo de José María Ballestín, que habla del conflicto y su repercusión en la ciudad de Zaragoza, España en 1995.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...