viernes, 17 de febrero de 2012

Joder al obrero



La crisis. Cinco años ya de crisis económica entre los pobres de Occidente. Es decir, Europa y la América anglosajona. En el resto del mundo (la mayoría) no se da este fenómeno. La crisis es, según parece, que no hay movimiento de capital, de dinero. Y eso produce más pobreza entre los pobres. No tienen trabajo porque no consumen; no consumen porque no tienen trabajo. Los ricos siguen siendo ricos. Los coches de lujo siguen vendiéndose.

El caso español es como cualquier otro de su entorno. El Obrero Partido Socialista Español gobernó hasta hace poco, legislando para joder al obrero con la excusa de la crisis. Incluso hubo izquierdistas que reprocharon al presidente haber retrasado la jodienda. El Popular Partido que gobierna ahora también legisla para joder al obrero popular. Tal para cual. Y los sindicatos mayoritarios, absolutamente integrados en el modelo falso, canalla, malévolo, injusto, insostenible, hipócrita, inhumano.

El sistema capitalista necesita que se mueva el dinero para que los pobres estén contentos y trabajen y paguen préstamos y consuman y produzcan objetos de consumo, etc. Los pobres están absolutamente convencidos de que ese es el único sistema, así que aceptan sin rechistar. No hay otra alternativa: ceder derechos conquistados y aplaudir.

Como decía El Hombre Bobo en 1997, once años antes de la crisis:

Los de arriba imponen el modelo, y si te opones a él, te encuentras desarmado, sin grupos sociales que secunden la protesta. Porque la sociedad está desarticulada. Alguna vez, a lo largo de la historia, se ha creído que el final de túnel estaba cerca. Pero las cosas siempre han funcionado igual: los poderosos, decidiendo qué nivel de miseria tienen que repartir. Imponiendo cultos, creencias, hábitos y tabúes. Prohibiendo el entendimiento natural. Ahogando los instintos. Y nosotros, los proscritos, sobreviviendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...