domingo, 26 de enero de 2014

Peripecia de la palabra Obaba


Nausicaa del Valle del Viento, la película de animación de Hayao Miyazaki basada en su cómic de 1982, es de 1984. La anciana hechicera ciega del poblado de Nausicaa se llama Obaba.

Obabakoak (“Los de Obaba”) es un libro de relatos del guipuzcoano Bernardo Atxaga, publicado en 1988, año de estreno de Guerreros del viento, versión reducida de Nausicaa del Valle del Viento (que se estrenó entera en España en 2010).

Montxo Armendáriz convirtió el libro en película, Obaba, en 2005, con Bárbara Lennie (ver foto).

Pero es que además Obaba es el nombre de una marca de toallas francesa y de una tienda de pescados californiana.

miércoles, 15 de enero de 2014

Disulfuro de molibdeno



Hablemos de materiales conductores bidimensionales extremos. 

El grafeno es carbono puro en láminas transparentes de un átomo de espesor, lo que lo hace ligerísimo, muy flexible, y a la vez muy duro (200 veces más que el acero y casi como el diamante) y sustituto perfecto del silicio en los microchips, puesto que es igual de conductor pero con menos gasto de electricidad. Además, se auto repara y deja pasar el agua. Se usará en los paneles solares y en las pantallas de ordenador. También para aumentar la frecuencia de las señales de comunicación.

El nitruro de galio es el material con que están hechas las luces LED, como las de los semáforos de última generación, y está llamado a ser el material con que se iluminará todo en el futuro. También se caracteriza por un gasto menor de electricidad. Y sus aplicaciones venideras están relacionadas con los transistores de alta frecuencia y los transformadores, puesto que soporta 10 veces más voltaje que el silicio. Es el perfecto candidato para ser el semiconductor que se utilice a escala global para el procesado de energía.

Pero el compuesto que está llamado a ser el material protagonista es el disulfuro de molibdeno: ya se usa como lubricante en motores, y combinado con el plástico para crear el nailon y el teflón. Su aplicación más prometedora es en forma de láminas ultrarresistentes, como el grafeno, para elementos informáticos; es un semiconductor ultrafino, perfecto para dispositivos electrónicos flexibles, con la ventaja de que tiene una banda prohibida, condición esencial para hacer transistores.

Envases y revistas con pantallas electrónicas, sensores que midan los daños estructurales de un edificio, o prendas de vestir que monitoricen la salud de un paciente: son algunas de las aplicaciones potenciales del disulfuro de molibdeno.

viernes, 10 de enero de 2014

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...